Qué es Kanban - FDSA Programacion
58023
post-template-default,single,single-post,postid-58023,single-format-standard,cookies-not-set,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch child-child-ver-1.0.0,pitch-ver-1.4.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Qué es Kanban

Ser consciente de lo que tienes pendiente de hacer, no empezar algo hasta acabar lo anterior,
no hacer a la vez más tareas de las que puedas asumir. Todas estas reglas son de sentido
común, pero a veces en las organizaciones, y en la vida en general, es difícil aplicar el sentido
común si no cuentas con las herramientas adecuadas. Incluso en organizaciones tan pequeñas
como era FDSA en el momento en el que introducimos Kanban.

Kanban es un tablero en el que se organizan las tareas por columnas según el estado en el que
se encuentren. En el caso más básico se compone de 3 columnas: Pendiente, En progreso y
Hecho. Mediante tarjetas o post-it se definen las tareas, las cuales, en el tablero básico
“nacerían” en la columna Pendiente, pasarían a En progreso una vez comenzada la tarea a
realizarse y acabaría en la columna Hecho al finalizarse. Además, se limita el número de tareas
que puede haber a la vez en la columna En Progreso.

¿Y algo tan básico ayuda tanto? La verdad es que sí. En nuestro caso, no solo puso orden en
nuestro equipo de 3 programadores, sino que ese mismo tablero (mejorado pero con la misma
base) nos está sirviendo para organizar un equipo de 10 programadores, manteniendo en todo
momento controlado el crecimiento. Para entenderlo hay que entrar más a fondo.

Simplificando se podría decir que las reglas básicas de un tablero Kanban es que haya unos
estados definidos, un flujo de tareas en un solo sentido y que esté limitado el número de
tareas que se realizan al mismo tiempo. A partir de ahí, cómo se definen los estados, las
tareas, los límites… depende de cada uno.

De forma muy resumida, los pasos a seguir para implementar Kanban en un equipo son los
siguientes:

  1. Definir las fases del proceso de trabajo que está siguiendo el equipo. Esto se traducirá en las columnas que conformarán nuestro tablero.
  2. Definir de forma precisa los elementos de trabajo de los que se ocupará el equipo. Esto se traducirá en el formato de las tarjetas(tamaño, forma, color, contenido, etc.)
  3. Definir un límite de elementos de trabajo, que pueden estar simultáneamente en cada una de las fases (para no saturar al equipo con demasiado trabajo).
  4. Definir un conjunto de políticas que rigen cómo y cuándo los elementos de trabajo cambian de fase (para evitar ambigüedades).

Estos cuatro puntos permiten crear un tablero que refleje la manera de trabajar actual de un
equipo, de forma que se puede introducir de forma natural en el día a día, y además asienta
las bases para la mejora continua.

Además, existen una serie de técnicas para maximizar la utilidad del tablero, cómo son el
establecer reuniones diarias de revisión y la definición de indicadores para saber si vamos bien.

En definitiva, Kanban es una herramienta que ayuda a mejorar la gestión del equipo,
adaptándose al proceso de trabajo ya existente y mejorándolo poco a poco. En FDSA la
introducción de Kanban marcó un antes y un después, y su uso no ha hecho más que
aumentar.

En un próximo post os mostraremos detalladamente cómo hemos implementado Kanban en
FDSA y la evolución que ha ido teniendo desde el tablero inicial.